jueves, 15 de septiembre de 2016

Se estrena el monstruario de Bibliopolis.

Prometo ir ebrio de vino cada vez que escriba en este blog. Es una consigna.

Ha terminado el verano, fue breve, pero sobretodo fue ausente, porque me pase de fiesta meses. Que perdición. Ha llegado el momento de poner las cosas claras, en su sitio. Me espera un pronto otoño, un perdurable invierno y una conmovedora primavera. Todo intento de bromear sobre el verano, es estéril. Ahora se me presenta la ocasión de hacer borrón y cuenta nueva.

Este blog voy a escribirlo semanalmente, este nuevo planteamiento hará que escriba mas que en la "prueba" que ha sido el verano.
La intención es postear libremente, sin guion, sin temario, pero intentando ser muy perspicaz para llamar vuestra atención.

¿Pero que es el monstruario de Biblopolis?

Es un monstruario porque ustedes verán a un monstruo relatar su realidad monstruosa. Habrá un desfile de monstruos, todos ellos reales, cada semana. Hablaremos de la filosofía de los monstruos, de lo horrendo, todo lo que termina sucediendo en los cementerios mientras ustedes están en casa leyéndome.
Y es de Bibliopolis porque esa es mi ciudad. Mi ciudad es como un gran libro de palabras perdidas. En Bibliopolis uno puede crear sus sueños con palabras y hacerlos realidad con libros. Es un mundo lleno de universidades, bibliotecas, librerías y escuelas.
Pero no  nos enajenemos, no voy a hablar estrictamente de libros, eso aburre. Lo que hare es describir el ambiente de mi ciudad:  Bibliopolis.

Una vez esgrimida mi finta. ¿Qué queda?
Queda dar las gracias a la gente de Sofosagora, si señores, solo escribo para vosotros. ¡Sois importantes! Me he negado a hacer un blog publico, solo me dedico a ustedes con esmerada inutilidad. Les deseo lo mejor, y que me lean, por Dios, soy un vagabundo eterno. Me dedico a escribir y todo termina en nada... todo esto cambiara un dia, estoy seguro,

Un cordial saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario